<-Regresar

     

    El derecho de autor es un conjunto de normas principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el sólo hecho de la creación de una obra literaria, artística o científica, tanto publicada o que todavía no se haya publicado.

     

    Para denominar el derecho de autor también se utiliza la noción de copyright, que comprende la parte patrimonial del derecho de autor; cuando expira este derecho patrimonial, por causa de muerte del autor, las obra u obras pasan a ser de dominio público, lo que implica que pueden ser utilizadas en forma libre, respetando los derechos morales, es decir, reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

     

    El derecho de autor y copyright constituyen dos concepciones sobre la propiedad literaria y artística, aunque los conceptos parten de distintas familias, los dos están enfocados a proteger los bienes y derechos del autor.

     

    Antecedentes Históricos.

     

    Se tienen indicios de la existencia del derecho de autor, aproximadamente con la creación de la imprenta, que permitió la reproducción de las obras a gran escala y su difusión, surgiendo con esto la necesidad de proteger las obras como fuente de propiedad intelectual.

     

    Por el siglo XVIII los editores de las obras expresaban un "derecho de perpetuidad", el cual buscaba proteger la reproducción de copias de los libros que habían sido adquiridos por ellos, lo cual dio paso a la creación de normas que regularan los derechos de autor.

     

    En 1710, surge en Inglaterra, aprobado por el parlamento el "estatuto de la Reina Ana", primera norma que intento regular el copyright, esta norma establecía que todas las obras publicadas recibirían un plazo de copyright de 14 años, renovable por una vez si el autor se mantenía con vida (o, sea, un máximo de 28 años de protección). Mientras que todas las obras publicadas antes de 1710 recibirían un plazo único de 21 años a contar de esa fecha.

     

    En estados Unidos en el año de 1778, se adquirió la visión de Inglaterra con respecto al copyright, "permite establecer en favor de los autores "derechos sobre la propiedad creativa por tiempo limitado".

     

    En 1790 Estados unidos emana la primera ley de copyright, creando un sistema federal de copyright y protegiéndolo por un plazo de catorce años, renovable por igual término si el autor estaba vivo a su vencimiento (o, sea, un máximo de 28 años de protección).

     

    Si no existía renovación, su obra pasaba al dominio público, para el año de 1831 incrementó el plazo inicial del copyright de 14 a 28 años (o sea, se llegó a un máximo de 42 años de protección) y en 1909 extendió el plazo de renovación de 14 a 28 años (obteniéndose un máximo de 56 años de protección). Y, a partir de los años 50, comenzó a extender los plazos existentes en forma habitual (1962, 1976 y 1998).

     

    En estados unidos el copyright se convirtió en un derecho de propiedad, mientras que en Francia y Alemania se desarrollo el derecho de autor, bajo la idea de la expresión única del autor.

     

    La primera ley del derecho de autor, fue aprobada en Francia en el año de 1791.

     

    .

     

    Aplicación de los derechos de autor.

     

    El derecho de autor abarca únicamente la expresión de un contenido, pero no las ideas, para su nacimiento no necesita de ninguna formalidad, es decir, no requiere de la inscripción en un registro o el depósito de copias, los derechos de autor nacen con la creación de la obra.

     

    Son objeto de protección las obras originales, del campo literario, artístico y científico, cualquiera que sea su forma de expresión, soporte o medio.

     

    • Libros, folletos y otros escritos;Obras dramáticas o dramático-musicales; Obras coreográficas y las pantomimas; Composiciones musicales con o sin letra; Obras musicales y otras grabaciones sonoras; Obras cinematográficas y otras obras audiovisuales; Obras de dibujo, pintura, arquitectura, escultura, grabado, litografía; Obras fotográficas; Ilustraciones, mapas, planos, croquis y obras plásticas relativos a la geografía, a la topografía, a la arquitectura o a las ciencias; Programas informáticos.

    Hay varias categorías de materiales que generalmente no son elegibles para la protección de derecho de autor. Éstas incluyen entre otras:

    • Trabajos que no han sido fijados en una forma de expresión tangible. Por ejemplo: obras coreográficas que no han sido escritas o grabadas, o discursos improvisados o presentaciones que no han sido escritas o grabadas. Títulos, nombres, frases cortas y lemas, símbolos o diseños familiares, meras variantes de decoración tipográfica, letras o colores; meras listas de ingredientes o contenidos. Ideas, procedimientos, métodos, sistemas, procesos, conceptos, principios, descubrimientos, aparatos, como diferenciaciones de una descripción, explicación o ilustración.

    • Obras que consisten totalmente de información que es de conocimiento público y no representan un trabajo que tenga un autor original. (Por ejemplo: calendarios, tablas de peso y estatura, cintas métricas o reglas, y listas o tablas obtenidas de documentos públicos u otras fuentes de uso común).

    • Las leyes, reglamentos y demás normas. Se pueden publicar pero no dan exclusividad: otros pueden también publicar ediciones de las leyes. En los casos de obras como concordancias, correlaciones, comentarios y estudios comparativos de las leyes, sí pueden ser protegidas en lo que tengan de trabajo original del autor.

    .

     

    Los Derechos de Autor.

     

    Generalmente le da al dueño del derecho de autor el derecho exclusivo para hacer y para autorizar a otros a hacer lo siguiente:

    • Reproducir la obra en copias o fonogramas. Preparar obras derivadas basadas en la obra. Distribuir copias o fonogramas de la obra al público vendiéndolas o haciendo otro tipo de transferencias de propiedad tales como alquilar, arrendar o prestar dichas copias. Presentar la obra públicamente, en el caso de obras literarias, musicales, dramáticas y coreográficas, pantomimas, películas y otras producciones audiovisuales.

    • Mostrar la obra públicamente, en el caso de obras literarias, musicales, dramáticas coreográficas, pantomimas, obras pictóricas, gráficas y esculturales, incluyendo imágenes individuales de películas u otras producciones audiovisuales.

    • En el caso de grabaciones sonoras, interpretar la obra públicamente a través de la transmisión audiodigital.

    El derecho de autor existe desde que la obra es creada de una forma fijada. El derecho de autor sobre una obra creada se convierte inmediatamente en propiedad del autor que creó dicha obra. Sólo el autor o aquellos cuyos derechos derivan del autor (co-dueños del derecho de autor) pueden reclamar propiedad.

     

    Los derechos de autor pueden ser exigidos por cualquier persona que haya creado una obra, sin importar la edad que se tenga (un menor de edad también puede exigir el derecho de autor, por la creación de alguna obra, atendiendo a las disposiciones legales que rijan en el debido estado o país).

     

    El derecho de autor puede surgir como una contribución individual de una publicación periódica o en serie, o en cualquier otra obra colectiva, existen a parte del derecho de autor de una obra colectiva en su totalidad y están conferidos inicialmente al autor de cada contribución.

     

    Regulación de los derechos de autor

     

Copyright 2012 ©Somaap       —      Manuel Maria Contreras No. 96 3er Piso Col. San Rafael Del. Cuauhtemoc       Diseño web: Somaap